¡Adiós compresas y tampones!

Bienvenida copa menstrual

La copa menstrual es la nueva generación de protección para la menstruación, como alternativa higiénica y reutilizable al tampón o la compresa de toda la vida. Aunque no es un invento actual ya que tienen casi un siglo de vida.

Su función es recoger el fluido menstrual, adaptándose a cada cuerpo y llegando hasta las 12 horas de protección.
Según el carácter de la persona, las ventajas o desventajas afectarán de diferente manera pero en resumen son:

Ventajas
No es un producto absorbente: como lo son los tampones o la compresa, que son los que dan sequedad, infecciones y alergias. Por ello esta sobretodo aconsejado en el periodo de la menopausia.copa

Cuida tu bolsillo: depende de la marca, pero llegan a durar hasta 10 años. En menos de medio año ya está amortizada olvidándote de comprar tampones y compresas.

Proporciona una protección de hasta 12h, tres veces más capacidad que un tampón. Dependiendo de en qué día del ciclo te encuentres, irás comprobando con que frecuencia necesitas vaciarla.

Puedes utilizarla durante toda la noche.

No huele ni absorbe olores porque no está en contacto con el aire.

No se mueve, no se nota, no se ve.

Solo hay que lavarla con agua y jabón. Para una limpieza más profunda con agua hirviendo durante 5 minutos.

Es un error pensar que será muy difícil encontrar un lugar público (bar, restaurante, local…) donde poder cambiarte la copa, ya que normalmente carecen de privacidad para poder limpiarla, sin que esté a la vista de las demás mujeres que entran al lavabo, y por la falta de higiene. Cuando la utilizas habitualmente, sabes que no es necesario cambiarse tan a menudo, pudiendo pasar el día perfectamente fuera de casa sin preocupaciones.

A tener en cuenta

La colocación: necesita de unos días de prácticas para tener por la mano la técnica de aplicación. Sí que es verdad que se coloca igual que un tampax pero no tiene aplicador, cosa que implica la introducción de los dedos. Es necesario un mínimo conocimiento de tu cuerpo y asegurarte de que está bien colocada para evitar pérdidas.

intiminaLa retirada: para saber que la copa está bien colocada, esta hace el vacío con las paredes vaginales. Por ello, en el momento de la extracción, antes de tirar de ella hacia el exterior debemos deshacer el vacío apretando el vértice de la copa con suavidad para que salga sin dificultad.

La sangre: la visión de la sangre puede ser impactante para la gente que es aprensiva. Además al introducir los dedos para su colocación y posterior extracción también puede que te manches un poco. Todo es cuestión de práctica, el material de la copa no es nada poroso y permite que se vacie casi la totalidad del contenido al verterla en el WC.

La talla: aunque cuando vas a comprarla normalmente existen dos tallas según las recomendaciones de los fabricantes (si has tenido partos vaginales, si tienes más de 40 años, cantidad de flujo vaginal…) en realidad debes escoger la que mejor se adapte a tu cuerpo, con la que te sientas más cómoda y para ello, a lo mejor, es necesario que hayas probado un par de copas hasta acertar. La copa no debe molestar en ningún caso, hasta el punto que llegues a olvidarte que la llevas puesta.

En Physios centro de fisioterapia y recuperación disponemos de copas menstruales INTIMINA. Además de un asesoramiento gratuito de todas aquellas preguntas o dudas que te puedan surgir. La especialista en Suelo Pélvico será la encargada de aconsejarte en todo aquello que quieras saber.

Jennifer de la Hoz Guirao (Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico)

Aquí te dejamos este video para que puedas ver cómo utilizarlas: