DISFUNCIÓN ARTICULACION TEMPOROMANDIBULAR (ATM) – 1a Parte

La disfunción o trastorno de la articulación temporomandibular, es muy común y afecta al 30% de la población.

¿Qué es la ATM?

Es una de las articulaciones más utilizadas del cuerpo humano. Gracias a ella podemos abrir y cerrar la boca. Es una articulación clave en actividades cotidianas como masticar, bostezar, hablar, tragar, etc.

Esta articulación está formada por la mandíbula y el hueso temporal, situado en el cráneo. Se localiza justo delante de ambos oídos. Si colocas los dedos en este punto y abres la boca puedes notar el movimiento de la articulación.

¿Qué puede provocar problemas de ATM?

Es muy fácil que esta articulación se vea comprometida. Personas con un alto nivel de stress, desequilibrios musculares a nivel cervical (tanto anteriores como posteriores), una mala mordida, mala postura, el bruxismo (apretar o rechinar los dientes mientras dormimos) o un traumatismo entre otros muchos factores pueden provocar desequilibrios musculares o incluso articulares que producirán dolor.

¿Qué síntomas producen los problemas de ATM?

  • Podemos encontrar dolor en la cara, mandíbula o cuello.
  • Un dolor que discurre alrededor o delante de la oreja y que puede ser a ambos lados.
  • Dolor de oídos.
  • Dolor en la cara al apretar los dientes.
  • Movimiento de apertura de la boca limitado o imposible.
  • Cambio en la posición de la mandíbula ya sea en estático o en dinámico.

También puede dar síntomas a distancia que hagan que no pensemos en la ATM en un primer lugar como dolores en la zona lumbar, dolor de cabeza o incluso falta de apetito.