Esguince de tobillo

¿Qué es un esguince?

Un esguince o torcedura es una lesión del ligamento (el tejido que conecta dos o más huesos en una articulación o coyuntura) que resulta cuando éste se distiende o se rompe parcial o totalmente.

¿Cuáles son las señales y los síntomas del esguince de tobillo?

Las señales y los síntomas más comunes de un esguince son:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Contusión o moretón
  • Movimiento o uso limitado de la articulación.
  • A veces cuando ocurre la lesión se puede sentir un crujido o una ruptura.

Un esguince de tobillo lo podemos clasificar en 3 grados:

Grado 1: es el esguince más leve, existe distensión del ligamento con posible ruptura de alguna fibra. El dolor no suele ser muy intenso y el hematoma no es común. El paciente puede andar aunque con molestias. Es preciso el tratamiento en fisioterapia.

Grado2: existe ruptura ligamentosa, el dolor es fácilmente localizable y aparecen síntomas de inflamación y hematoma como consecuencia de la rotura de fibras. La persona presenta impotencia funcional parcial.

Grado 3: existe ruptura total ligamentosa, con importante inflamación y hematoma. Dolor muy intenso que puede impedir la deambulación.

esguince Physiosesguince 2 Physiosesguince grado 3

Diagnostico

Se basa fundamentalmente en la exploración física. Es básica para evitar diagnósticos erróneos o que pasen desapercibidas lesiones asociadas. En la exploración también realizaremos maniobras de stress para el tobillo para determinar el diagnóstico más exacto.

En algunos casos será necesario realizar una radiografía o resonancia magnética para descartar fisuras o fracturas.

Tratamiento para el esguince de tobillo

En las primeras 24-48 horas posteriores a la lesión, hay que aplicar el protocolo “RICE” las siglas inglesas de: Rest (reposo), Ice (hielo), Compression (compresión), Elevation (elevación).

Reposo: con la extremidad afectada en elevación para favorecer la circulación de retorno.
Aplicación de frio local: evitando el contacto directo con la piel. Las aplicaciones deben ser de entre 10 a 15 minutos, nunca superando los 20 minutos. Se puede aplicar hielo cada dos horas.
La inmovilización más adecuada depende del grado del esguince.

Debemos tener en cuenta que este método resulta efectivo en lesiones leves y como tratamiento de primeros auxilios. Si los síntomas persisten es necesario acudir al médico o fisioterapeuta que examine el alcance de la lesión. En Physios, centro de fisioterapia y recuperación, te podemos ayudar.

Fisioterapia

En cualquier caso es aconsejable acudir a tratamiento, para volver a sus actividades de la vida diaria lo antes posible y en las mejores condiciones. En el caso que no acuda tratamiento podrían aparecer complicaciones como dolor permanente, inflamación persistente, inestabilidad articular o perdida de movimiento. El riesgo de sufrir otro esguince durante el año siguiente es 12 veces mayor.

El tratamiento puede incluir:

  • Movilizaciones articulares
  • Vendaje funcional que permite inmovilizar la zona, para evitar que el daño aumente, pero a su vez permite el apoyo del pie en el suelo.
  • Masaje circulatorio o cyriax.
  • Manipulación fisioterapéutica en el caso de restricción de la movilidad.
  • Electroterapia: tratamiento complementario al resto de técnicas (TENS, ultrasonidos).
  • Ejercicios isométricos e isotónicos concéntricos.
  • Ejercicios para aumentar la amplitud de movimiento.
  • Ejercicios de propiocepción son ejercicios de equilibrio y coordinación que ayudar a los músculos a responder a los cambio de su entorno (superficies inestables, cambio del terreno, irregularidades…)

Si padeces de esguince de tobillo y aun no lo has tratado con fisioterapia, no dudes en consultar con nosotros. Pide tu primera a través de nuestro número de teléfono o formulario. Aprovecha nuestra oferta del 50% de descuento en la primera visita.