¿Que debo hacer?

Cuando tenemos una contractura muscular no aconsejamos la automedicación ni la aplicación de masajes inapropiados. Lo mejor es acudir al médico o al fisioterapeuta para que nos examine y realice el diagnóstico más adecuado, así mismo pautar el mejor tratamiento.

El tratamiento en fisioterapia depende de la gravedad de la lesión, pero normalmente se utilizan las siguientes técnicas:

  • Aplicación de calor en la zona afectada: ya sea con Infrarrojos, termoterapia profunda o hidrocolator. Relaja los músculos y disminuye el dolor. También prepara la zona para:
  • Masaje realizado por un profesional titulado: aportamos más sangre a la zona, favoreciendo que el tejido se recupere antes. Igualmente tiene efecto antiálgico y relajante.
  • Estiramientos musculares: con el objetivo de reducir la tensión muscular, aumentar la flexibilidad y recuperar la amplitud de movilidad normal.
  • Aplicación de vendaje neuromuscular
  • Liberación miofascial

Recomendaciones

Aplicación de calor mediante almohadillas eléctricas, compresas de calor seco o una ducha de agua caliente. Todo ello será beneficioso para reducir el dolor de la zona afectada. Dependiendo de la zona los baños de contraste frío-calor también suelen ser muy efectivos.

Una buena prevención antes de la aparición de la contractura es un factor clave. Deberemos realizar una serie de ejercicios de calentamiento previos a la actividad deportiva. Es importante preparar todos los músculos pero en especial la zona que vamos a trabajar. Son importantes los estiramientos para incrementar la flexibilidad.

Mejorar la postura en nuestras actividades de la vida diaria, evitando posturas mantenidas durante largos periodos, evitar cargar pesos, realizar periodos de descanso…)

Una buena hidratación y alimentación tanto durante el día como en práctica deportiva, evitará contracturas y calambres musculares.

Cuando mejore la sintomatología de la contractura muscular y de forma muy progresiva recomendamos iniciarse en la práctica de algún deporte para evitar el sedentarismo. Las personas que ya lo practicaban también recomendamos una adaptación a la actividad poco a poco.

Si crees que padeces de contractura muscular ponte en contrato con nosotros, llamando a nuestro teléfono o rellenando el formulario. Physios, centro de fisioterapia y recuperación te puede ayudar.

Aprovecha nuestra oferta del 50% descuento en la 1ª Visita.

Jennifer de la Hoz Guirao (fisioterapeuta Col. 8396)