Contracturas Musculares – Tu Salud con Physios

Physios fisioterapia te ayuda a comprender más sobre las contracturas musculares y su alcance. Aportamos información que esperamos que sea de ayuda. También facilitamos posibles tratamientos que realizaran nuestros fisioterapeutas y especialistas.

Definición de contracturas musculares:

Contracturas - Physios

Como su nombre indica, la contractura muscular es una contracción del musculo o grupo muscular de forma permanente. Esta contracción permanece involuntaria haciendo que la musculatura esté en constante tensión.

Alcance de las contracturas musculares

Normalmente pensamos que no es un problema demasiado grave, pero causa muchas molestias y puede tener otras repercusiones en el paciente. La musculatura está en constante tensión, provocando que zona afectada se mantenga dura e hinchada, de ahí que el paciente note normalmente un bulto al tacto.

No es una lesión grave pero sí es molesta y puede impedir ciertos gestos. En determinados casos la contractura puede proteger y ocultar una lesión.

Los vasos sanguíneos al ver disminuida su capacidad de transporte sanguíneo, no consiguen llevar suficientes nutrientes y oxígeno a los tejidos implicados, generándose el dolor de tipo isquémico, por falta de oxigenación. Pero, no debemos olvidar que los vasos están siempre acompañados por nervios, de ahí que el dolor muchas veces no se manifieste sólo en la zona afectada, sino también a distancia, de ahí los puntos gatillo o trigger points, y zonas de dolor referido. Además, de que pueden aparecer sensaciones como hormigueos, quemazón, adormecimiento de un trayecto en concreto, falta de fuerza,….

Factores de riesgo de contracturas musculares

Queremos aportar aquellos factores que normalmente son indicadores de contractura muscular.. Para poder diagnosticarlo es necesario que un especialista de Physios en nuestro centro en Mataró examine los signos y síntomas para identificar correctamente su origen.

Los factores de riesgo más habituales para las contracturas musculares son:

  • Sedentarismo
  • Estrés
  • Práctica de deporte
  • Mala higiene postural en ciertos trabajos y en las actividades de la vida diaria.
  • Falta de potencia, resistencia o entrenamiento de los músculos de la espalda.

Sintomatología de contracturas musculares

Los síntomas más habituales son:

  • Zona del cuerpo dura e hinchada
  • Bulto al tacto, en la zona afectada
  • Dificultad en la movilidad
  • Dolor continuo o al realizar un movimiento específico